Y nuestras cenizas serán bañadas

Si hemos elegido la profesión en la que mejor podemos servir a la humanidad, no nos podrán doblegar las cargas, ya que sólo son sacrificios comunes; por tanto, no disfrutaremos de alegrías pobres, limitadas, egoístas, sino que nuestra felicidad pertenecerá a millones, nuestras obras vivirán silenciosamente, pero para siempre, y nuestras cenizas serán bañadas con lágrimas ardientes de hombres íntegros

-Karl Marx, 1835

Murphy dice: Errar es humano… Pero echarle la culpa a otro, es más humano todavía.

Deja un comentario