Internet en Casa (parte 1)

Después de todo no es tan difícil hackearse la red del vecino, una lap con linux, una tarjeta inalámbrica usb, un par de aplicaciones y paciencia y salivita y Voilá, tienes la contraseña de la red del vecino para presumirlo en tu blog pitero de dos varos… posoye.
(Y yo que acababa de contratar el internet de cablevision… asegún me lo instalan éste sábado)

Deja un comentario