Burlando proxys

Por alguna extraña razón el proxy de mi chamba bloquea páginas a diestra y siniestra sin ningún patrón aparente. Ya lo mostré en un post anterior en que no me permitía ver casas en venta/renta, pero sin embargo sí me permitía ver la sección de masajes eróticos (por decirles de un modo decente) del periódico.

 

Y es así que no me permite ver algunos sitios y foros de programación o de soporte y en cambio otros sí.

 

El día de hoy me encontraba meditando una solución a este problema, ya que he intentado algunas otras soluciones más comunes y no han funcionado, aquellos proxy redirectors, o páginas web que te “saltan” el proxy y que lo único que hacen es mostrar el contenido de la página que ingresas en un marquito dentro de su mismo sitio para “disfrazarlo”, etc. Etc. Etc.

 

Hasta que encontré esta solución de baja tecnología pero que al menos funciona para la mayor parte de las páginas:  PDFonFly, un sitio web en el que ingresas una URL (la dirección web para los usuarios mortales como lalo “tetascaidas” bolaños) y te crea una impresión de esa dirección web en un pdf que puedes descargar a tu máquina.

 

Sí, es un paso extra y continuamente hay que ir borrando esos archivos para que no tengas al rato medio servidor web en tu disco duro, pero para aquellos que sufrimos las penas de estar detrás de un proxy con restricciones nos puede sacar de un apuro en cualquier momento.

 

Murphy dice: Si todo parece estar bajo control, significa que vas muy despacio.

Deja un comentario